La siguiente guía está basada en diversas obras oficiales y manuales de estilo publicados por la Real Academia Española y considera de manera uniforme las mejores prácticas para escribir textos accesibles en medios digitales — lo cual puede diferir sustancialmente de textos impresos.

Reconocer las limitaciones que imponen los medios digitales, así como la exclusividad de los términos anglosajones que la dominan — particularmente aquellos asociados a las tecnologías de información— nos permite contribuir, a través de un uso consistente del idioma, en la construcción de una web más accesible e incluyente, reconociendo su universalidad, respetando su diversidad de empleo y considerando su inevitable adaptabilidad como idioma.

Manual de Estilo

Ver. 1.1.2

Contenido:
  1. Tildes que Desaparecen
  2. Tipografía (itálicas, negritas, fuentes)
  3. Abreviaturas, Acrónimos, Siglas
  4. Uso de Mayúscula y Minúscula
  5. Signos de Puntuación
  6. Anglicismos
  7. Adaptaciones
  8. Uso de i.e. y e.g.

Cuando escribas en español en tu computadora, o más precisamente, cuando publiques texto en medios digitales (e.g. correos electrónicos, boletines, foros de discusión, sitios web Medium o incluso WhatsApp), toma en cuenta las siguientes recomendaciones de estilo y mejores prácticas para redactar con el fin de producir un mejor, más accesible — y confiable — acervo digital para audiencias hispanohablantes.

Antes era común usar tilde en la palabra solo cuando esta — no ésta — significaba «solamente». Actualmente no debe llevar tilde según las reglas generales de acentuación, «bien por tratarse de palabras bisílabas llanas terminadas en vocal o en -s, bien, en el caso de aquel, por ser aguda y acabar en consonante distinta de n o s.»¹

Los pronombres demostrativos, así como sus femeninos, esta, esa, aquella, y sus plurales (estos, estas, aquellas), van dentro de esta nueva reforma y por tanto tampoco requieren el uso de la tilde — donde antes se empleaba para diferenciar palabras con acentos enfáticos, i.e.: estás (del verbo estar), te y té (significado), o este (oriente).

Así que es buen momento para actualizar tu redacción pues ahora, lo correcto es omitir la tilde en estos casos. Se argumenta, según la RAE:

[…] ese empleo tradicional de la tilde en el adverbio solo y los pronombres demostrativos no cumple el requisito fundamental que justifica el uso de la tilde diacrítica, que es el de oponer palabras tónicas o acentuadas a palabras átonas o inacentuadas formalmente idénticas, ya que tanto solo como los demostrativos son siempre palabras tónicas en cualquiera de sus funciones. Por eso, a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en estas formas incluso en casos de ambigüedad. La recomendación general es, pues, la de no tildar nunca estas palabras. — Real Academia Española

La siguiente oración incluye dos casos, y que según la RAE, sería la forma correcta de emplear «solo» y el pronombre demostrativo «este».

Gracias, señorita, pero solo requiero el paquete con vuelo sencillo, este otro tengo que consultarlo con mi esposa.

Itálicas (o cursiva)

Se utilizarán las itálicas — o la tipografía cursiva — en los siguientes casos:

«La tiranía surge naturalmente de la democracia»
Platón.

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo.

Existen ensayos que consideran La Insoportable Levedad del Ser como una de las novelas más influyentes […].

El uso de tecnología blockchain ha visto un crecimiento acelerado en los últimos dos años.

Los jerseys rojiblancos le dieron vida al Vicente Calderón, donde se celebraba la final de la UEFA Champions League.

Excepciones: no se utiliza cursiva para nombres propios escritos en otro idioma:

Ayer fue anunciada una posible colaboración entre el gobierno español y el Massachussets Institute of Technology (MIT).

[…] semejante a un caos, estado de desorden total, y que finalmente ocasionó su declive inminente.

Dos Pájaros de un Tiro
Luna Park, 15 de marzo

De acuerdo a mis amigos, el maestro es un asesino de ilusiones.

Quedan pocos finalistas en El Vaticano para convertirse en el nuevo papa.

Fernando El Niño Torres | Ernesto Che Guevara | El Jerry

Solo la expresión algebraica en sí se escribe con itálicas — mas no así los números ni símbolos especiales como «log» (y el logaritmo natural), o «sin» (o cualquier función trigonométrica) — como se observa a continuación:

f(x) = 2x + 2
log(
x+2) + ln(y-1) = 1
s(t) = te² + 2t
sin(
x)0.

Negritas (o redondas)

El uso de negritas es de suma importancia en textos que se publican en la web debido a que permiten al lector identificar los rasgos más importantes de un texto. Asimismo, el uso de negritas (o letras redondas), también es recomendado por cuestiones de comunicación técnica, rama de la comunicación que se basa en la efectividad de la comunicación a distintas audiencias.

Así pues, se recomienda el uso de las negritas para resaltar términos importantes o expresiones que se consideren relevantes en su contexto. Puede utilizarse ya sea en palabras, expresiones, adaptaciones de otros idiomas o enunciados completos, siempre y cuando esto facilite su lectura y su asimilación. Cabe mencionar que la validez de este apartado en particular es exclusivo para distribución de textos electrónicos como correos electrónicos, comunicados masivos, memorándums, o publicaciones en sitios públicos (revistas científicas, diarios periodísticos, anuncios en portales institucionales, etc…), y no así para textos impresos como novelas o diarios. En estos casos, es preferible apegarse a las normativas que expresa la Real Academia Española.

Abreviaturas

Las abreviaturas siempre deben finalizar en punto.

etc., sig., Ing.

Si alguna sílaba con tilde se incluye en la abreviatura, esta se conserva.

pág., admón.

Cuando a una abreviatura le siguen puntos suspensivos, deberán escribirse cuatro puntos en total.

Yo no sé, pero eso es lo que me dijo el Lic….

Siglas y Acrónimos

Se escriben sin punto entre cada letra y conservan el artículo de género que les corresponde:

la ONU, la SRE, la CNDH el ADN, el FBI, el ISR.

También existe el caso en que la abreviación no lleve artículo si este viene implícito:

Abre una cuenta en BBVA. | Tengo cita en RH a las 5 de la tarde.

Mayúsculas

Se utilizará la mayúscula en los siguientes casos:

Se escribe con mayúscula la palabra que le sucede al nombre o nombres de pila. En caso de que el apellido esté compuesto por más de dos palabras (e.g. De la Fuente, De la Chica), entonces solamente la primera y la tercera se escribirán con mayúscula:

Correcto: De la Garza, De Hoyos, familia Del Río
Incorrecto: de la Garza, De La Garza, de Hoyos, familia del Río

*Puede haber excepciones de acuerdo a los orígenes de cada apellido.

Periodos y eras (excluyendo el sustantivo genérico, e.g. periodo)

Correcto: La Ilustración, La Edad Media, el periodo Triásico
Incorrecto: la Ilustración, la edad media, el Periodo Triásico

Ciudades y regiones acompañadas de artículo de género

Correcto: La Habana, El Cairo, La Huasteca
Incorrecto: la Habana, el Cairo, la Huasteca

Primer elemento de expresiones en latín o términos científicos

Correcto: Homo sapiens, Anastrepha ludens, Australopithecus
Incorrecto: Homo Sapiens, homo sapiens, Anastrepha Ludens, australopithecus

Minúsculas

Se escribirán siempre con minúscula:

Deben escribirse con minúscula inicial todos los tratamientos (e.g. don, santo, usted, señor, doctor).
Solo deberá escribirse con mayúscula aquel tratamiento o título que esté abreviado (e.g. Dra., Lic., Ing.).

Deben escribirse con minúscula los lugares en los que a un sustantivo genérico, le suceda un sustantivo derivado de un topónimo (e.g. península ibérica, mar rojo, cenotes mayas, islas británicas).

La portada del semanario alemán, Der Spiegel, mostraba […].
[…] pero no soy irlandés ni hablo inglés; soy argentino y hablo español.
Mi abuela era africana pero mi abuelo nació en la vieja isla del caribe.

Tengo clases de lunes a viernes, pero los sábados estoy libre.
Siempre estudió en escuelas maristas.
Le tiene una gran devoción a San Patricio porque es del 17 de marzo.

Algunas consideraciones entorno a los signos de puntuación que deberán tomarse en cuenta para su uso correcto:

Cuando el punto coincide con el cierre de paréntesis o de comillas, debe escribirse siempre luego del cierre de estos signos de puntuación:

Apenas solicitaba sus servicios (después de cinco años de estar afiliado).
Consideró el hecho como un cruel crimen, “vergüenza para la humanidad”.

  • No deberá escribirse punto en títulos o subtítulos
  • En la mayoría de los casos, no se pone punto al final del ítem de una lista (salvo en bibliografías u otros casos especiales)

Conocidas también como comillas españolas o angulares, las comillas latinas se mantienen en la actualidad como la primera opción de comillas en textos en español, aunque debido a temas de accesibilidad y facilidad de uso, el uso de comillas inglesas en lugar de las comillas latinas es igualmente válido y no se considera incorrecto usar una en sustitución de la otra. Las comillas siempre se escriben enseguida (i.e. sin espacio) de la palabra que les precede o sucede.

Después declaró: «me disparó tres veces seguidas».

El uso de la comilla simple difiere de aquel de las comillas latinas e inglesas, y la confusión entorno a ellas suele ser bastante común.
El uso de las comillas simples — ‘ ’ — se reserva, usualmente, para los siguientes dos casos:

1. Se utilizan para enmarcar los significados:

La voz apicultura está formada a partir de los términos latinos apis abeja’ cultura cultivo, crianza.

2. En los textos impresos, se recomienda utilizar en primera instancia las comillas latinas, reservando la comilla simple para cuando deban entrecomillarse partes de un texto ya entrecomillado:

En su diario se leía: «Estaba seguro de que me diría ven conmigo, pero solo me miró y calló»

Deberá utilizares solamente cuando se trate de intervenciones a través de diálogos. No deberá nunca utilizarse como una sustitución de la raya.

Deberá utilizarse para aclarar o para introducir una explicación breve, y sustituye por igual a los paréntesis o las comas.

Para él la fidelidad — cualidad que admiraba en los demás — era algo sagrado.

Nunca sabré a qué se refiere con eso — ni por qué hizo lo que hizo — pero sé que su intención era buena.

Los números de cuatro cifras se escriben sin espacios de separación, mientras que los de más de cuatro cifras se separan mediante un espacio. También es válido utilizar comas, aunque esto varía grandemente de acuerdo a la región.

2458 o 2,458 (no 2 458)
16 945 o 16,945 (no 16945).

La palabra no lleva tilde, aun cuando se encuentre entre números o símbolos tipográficos.

¿Te sirvo Coca Cola o Sprite?
1000 o 10,000, tú elige.

  • En textos impresos pueden existir excepciones, sobre todo en textos escritos a mano (o puño).

De acuerdo al extensivo uso y a la accesibilidad que promueve la frecuencia de términos anglosajones adaptados al español en comunidades en línea (e.g. blogs, foros de discusión, chats, bots, etc…), es recomendable utilizar las siguientes expresiones :

  • Enviar (o mandar) un WhatsApp — no guasapear, ni wasapear (pese a ser aceptado por la RAE, en medios digitales representaría una limitante de accesibilidad dada la universalidad de la marca WhatsApp). También es preferible y válido «enviar — o mandar — un mensaje por WhatsApp».
    Recomendado: Te envío un WhatsApp por la tarde
    No recomendado: Te guasapeo por la tarde.
  • Tuitear
    No twittear, ni twitear cuando se refiere al verbo. Sin embargo, Twitterno Tuiter. La marca, Twitter, no cambia en ningún caso, por lo que jamás se deberá emplear Tuiter (o cualquier otra adaptación del inglés).
  • Dar enter o presionar enter
    No entrar, ni regresar, ni ‘picarle return’. Cualquier conjugación de verbo regular precedente a «enter» sería igualmente válido (e.g. presionas enter, le dio enter inmediatamente después, presioné enter, etc…).
  • jaja jajaja (onomatopeya)
    Pese a ser una regla del español emplear la coma para separar onomatopeyas, en la web representa un freno en la lectura. Nadie se detiene a leer «ja, ja, ja». Para mantener la naturalidad y fluidez del texto durante su lectura, es preferible utilizar «jaja» o bien «jajaja» — depende el contexto en que se utilice («haha» y «hahaha» no son fonéticamente consistentes con la expresión, por lo que no sería correcto utilizar dichas formas en español). Esto aplica igualmente a las variaciones de onomatopeya que expresen tonos de risa en distintos ánimos (e.g. jeje, jiji).
  • ¡hey! ey
    Aunque no es una regla rigurosa, por temas de estética, fonética y consistencia, se recomienda utilizar una u otra, i.e. no «¡ey!» ni «hey».
    La primera es una adaptación del inglés que debido a su énfasis con signos de admiración pierde cualquier tipo de ambigüedad, mientras que la segunda — ey —es una expresión que por ser una onomatopeya, debe seguir las reglas gramaticales del español.

Los siguientes son extranjerismos adaptados al español y su empleo está regido por las mismas reglas gramaticales publicadas por la RAE, e igualmente se deben escribir como cualquier otra palabra del español (i.e. sin comillas, sin itálicas, etc…).

Tabla 1. Adaptaciones al español que son aceptadas, es decir, que se consideran palabras en español y se encuentran en el diccionario de la RAE

De la tabla anterior, los términos importantes a rescatar (por su frecuencia de uso en la web) son: blog, box, fólder, fan, hándicap, kiwi, hachís, lord, pin, récord, sándwich, quetzal, set, surf, taekwondo, web y wiki.

  • Nótese el verbo wasapear (que aquí, por ser un extranjerismo adaptado, no se debe escribir en cursiva)

¿Tú utilizas el verbo wasapear? ¿o prefieres utilizar la expresión compuesta por el verbo y el sustantivo propio o marca WhatsApp? ¡Deja un comentario con tu opinión!

Los siguientes términos son considerados extranjerismos no adaptados al español, por lo que deberán escribirse con cursiva.

Las abreviaturas del latín i.e. y e.g. son utilizadas con gran frecuencia en documentos profesionales y de carácter científico, y su uso es predominante en el inglés escrito. Sin embargo, el uso de i.e. y e.g. es cada vez más frecuente en el español, por lo que son consideradas como adaptaciones aceptadas del latin y no deberán escribirse en cursiva o itálicas.

Es importante saber el significado de cada una de estas expresiones para poder emplearlas atinadamente:

  • i.e. es una abreviación para la expresión en latín id estlo que significa «es decir» u «o sea», o bien, ‘that is’ en inglés
  • e.g. proviene del latín exempli gratia que significa «por ejemplo», o «for example» en el idioma anglosajón

Después elige un lenguaje de programación (e.g. JavaScript, Go, Swift, Java, etc…).

Sin embargo ella tenía conocimiento de las lenguas nilo-saharianas (e.g. Maa, Baledha, Mangbetu).

Traza una función cuyo dominio sean los valores de x comprendidos por todos los números reales (e.g. f(x) = x², 2x⁴, 3x⁶), y observa el comportamiento de sus extremos.

El elefante es un paquidermo, i.e., un animal con la capa de piel gruesa y pesuñas […].

  • Las abreviaturas «i.e.» y «e.g.» pueden escribirse ya sea enmarcadas por — o dentro de — comas y/o entre paréntesis. Su uso no está restringido a ninguno de los dos casos.

¿Habrá más excepciones? — claro que las habrá. Pero faltan cosas y consideraciones en esta guía — también. Aunque pretende ser un manual rápido, no pretende imponerse ante el estilo de nadie. Siempre y cuando el texto logre el objetivo de comunicar de manera efectiva su contenido, no debería ser un mayor problema.

Cualquier otra regla o uso específico del español no descrito aquí, deberá tener como referencia los documentos y obras publicados por la RAE, los cuales se encuentran explícitos en la bibliografía de este manual.

● REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Nueva gramática de la lengua española. Madrid, 2008

● La Nueva gramática de la lengua española (2009–2011)

f

● FUNDEU: Vademécum: diccionario de dudas del español.

●GENGO TRANSLATION: Guía de Estilo.

● MARTÍNEZ DE SOUSA, JOSÉ: Ortografía y ortotipografía del español actual. Gijón: Trea, 2004.

● EFE, AGENCIA: Manual de español urgente, 13.ª ed., Madrid: Agencia EFE, 1996.

● REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Nueva gramática de la lengua española. Madrid, 2009.

● REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Ortografía de la lengua española. Madrid, 2010.

● SECO, MANUEL: Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española. Madrid: Espasa. 1998.

  1. Según la RAE. Consulta el decreto de la Real Academia Española aquí.

Publicado originalmente en Borra del Café en 2018 por Mariano Morales Ramírez.

 

¿Listo para formar parte de la familia marista?

QUEREMOS AYUDARTE A INSCRIBIRTE

Share This